El Espacio del Sistema Nervioso Central – Lucas Derks

El sistema nervioso central es una estructura espacial tridimensional (3D) que conecta el cerebro con el cuerpo, sus órganos y sentidos. En los últimos 40 años, la investigación neurológica reveló grandes poblaciones de neuronas alrededor del intestino (Gershon, 1998) y el corazón (Waytz, 2010). Algunos han sugerido que estas células son similares a las que se encuentran en el cerebro.

Esto dio lugar a especulaciones sobre los así llamados segundo y tercer cerebro, y a procesos inteligentes que tienen lugar dentro y alrededor de estos órganos. En el lenguaje natural hay innumerables ejemplos en los que el intestino y el corazón son retratados como centros importantes de experiencia y cognición. Todos los lectores estarán familiarizados con ellos. Hasta hace poco, la mayoría de los científicos habían tomado estas expresiones como metafóricas: como una forma de discurso que describía procesos que en realidad estaban basados en el cerebro. Ahora se aceptá en mayor medida la idea de inteligencia alojada alrededor de los órganos principales (Waytz, 2010).

“mBIT” es una aproximación terapéutica que significa Técnicas de Integración Cerebral múltiple (multiple Brain Intergration Techniques) : los cerebros múltiples son los del corazón, la cabeza y el intestino. “mBIT” se basa en las habilidades clásicas de la PNL (Oka y Soosalu, 2012). Los desarrolladores también utilizan un método de respiración cuando se trata de acceder a la información del cerebro cefálico (cabeza), del cerebro cardíaco (corazón) y del cerebro entérico (intestino) por separado (McCraty 2003).

Se dice que el cerebro intestinal se ocupa de la identidad, la autoconservación y la movilización (Oka y Soosalu, 2012). Eso también significa que el coraje es algo que se origina en el intestino, lo que coincide con las expresiones populares. Lógicamente, la inteligencia intestinal podría ser una extensión de la digestión, de lo que otros expertos dicen que es un proceso neuro-bioquímico altamente inteligente. Por lo tanto, si es así, el “gustar” o “no gustar” también podría ser su principal producto (Gigerenzer, 2008).

Se dice que el corazón gobierna la compasión, las relaciones y los valores. Además, escuchamos informes espectaculares de personas que recibieron algunos rasgos de personalidad del donante junto con sus corazones trasplantados. Cuando creemos en la sabiduría popular y antigua, entonces el corazón está especialmente conectado con el amor y la pasión y por eso da instrucciones que es mejor que las personas puedan seguir en sus vidas.

En el lenguaje natural, escuchamos que el intestino y el corazón parecen expresarse a través del canal kinestésico, en forma de sentimientos intestinales o cardíacos. En la práctica terapéutica, estos sentimientos son un fenómeno recurrente: recientemente, algunos psicoterapeutas comenzaron a tomarse más en serio las intuiciones que el sistema nervioso central mostraba a través de sus órganos principales.

Las intervenciones psicoterapéuticas que apuntan exclusivamente al corazón se pueden encontrar con el nombre de Heart Coherence ­-Coherencia del Corazón- (McCraty, 2003; véase también HeartMath Research Center). En este método, la respiración se utiliza para regular la frecuencia cardíaca y su calidad de bombeo. El cliente presta atención a este órgano mientras inhala y exhala de manera prescrita. También se utilizan herramientas de bio-retroalimentación para mejorar la influencia de los clientes sobre su sistema nervioso autónomo. La Coherencia del Corazón también se usa como un “algo completamente diferente” por sí mismo.

La conexión entre la actividad cognitiva superior, el corazón y el intestino se conoce mejor en la toma de decisiones. En la PNL (Jacobson, 1986) se usa la idea de que las decisiones congruentes deben involucrar un acuerdo entre todas las partes de la persona: al menos, esas partes pueden simbolizarse por el cerebro, el corazón y el intestino (Durlinger, 2009).

Experimento crucial 2: Cabeza, Corazón e Intestinos

  1. Piense en un dilema sobre algo que debe decidir. Como comprar un nuevo artículo, elegir un destino de vacaciones o dejar el trabajo o al compañero.
  2. Relaje su ritmo y calidad de respiración.
  3. Ahora formule solo un lado del dilema como una afirmación clara y positiva: “Haré X”.
  4. Ahora ponga su mano dominante sobre su corazón y repita la afirmación mientras percibe los sentimientos de su corazón al respecto. ¿Su corazón está totalmente de acuerdo o hay alguna duda? Determine la medida de la duda en una escala de 5 puntos. 0 = totalmente en desacuerdo . . . 2, 3, 4, 5 = totalmente de acuerdo.
  5. Ahora ponga su mano dominante en su frente y repita la afirmación mientras percibe lo que siente su cabeza al respecto. ¿Su cabeza está totalmente de acuerdo o hay dudas? Utilice nuevamente una escala de 5 puntos.
  6. Ahora ponga su mano dominante sobre su vientre y repita la afirmación mientras percibe lo que sienten sus instintos al respecto. ¿El intestino está totalmente de acuerdo o hay dudas? Use nuevamente una escala de 5 puntos.
  7. Ahora explore el contenido de la duda de cada centro.

Conclusión:

Es difícil decir si este experimento muestra el valor de la clasificación espacial de las partes de la personalidad como “algo completamente diferente” en el caso de un dilema, o si esta es la forma real de movilizar la sabiduría de los órganos. Sin duda ofrece una aproximación alternativa útil a los dilemas.

Una gran ventaja de esta aproximación es que se ajusta a las divisiones en la mente (cabeza, corazón, intestino) que las personas utilizan espontáneamente. Por lo tanto, en tales casos se puede usar fácilmente. Cuando hay conflictos internos dentro de la cabeza, el corazón o el intestino, este enfoque es más difícil de aplicar: entonces el conflicto debe abordarse por separado.

Girando emociones en el sistema nervioso

Como se indicó al comienzo de esta parte, la mayoría de las formas de psicoterapia se pueden dividir en dos partes: 1) poner al cliente en contacto con las emociones y los patrones de pensamiento que son centrales para su estado problemático, y luego 2) dejarle hacer “algo completamente diferente”.

En PNL se usa el término de “interrupción del patrón” para las intervenciones que evitan que el cliente repita comportamientos habituales. Desde la perspectiva de los antropólogos marcianos, todo “algo es completamente diferente” puede llamarse interrupciones de patrones.

Establecer una meta, tal como es un procedimiento estándar en PNL (1979) y la terapia enfocada a resultados (De Shazer, 1989), ha demostrado ser una forma muy fructífera de “algo completamente diferente”. Interrumpe al cliente en su hábito de quejarse de lo que está mal con él y por qué. El establecimiento de objetivos obliga al cliente a crear una perspectiva fresca y motivadora que también ofrece una vista previa de una posible solución. Las imágenes que pertenecen a la meta se proyectarán en algún lugar del espacio mental (en el espacio de consciencia, en la línea de tiempo futura). Pero la lectura de un oráculo, los golpeteos en la cara y el cuerpo, y varios “procedimientos de energía” también pueden interrumpir los hábitos del cliente y ayudarlo de manera indirecta a crear imágenes orientadoras similares. Todas las formas de interrupción de patrones pueden aumentar las posibilidades de que el cliente encuentre algunos recursos internos frescos que contribuyan a su sanación.

Cuando se trata del sistema nervioso central como una estructura espacial tridimensional, también debemos mencionar la reciente ola de las llamadas técnicas de “giro emocional”. Parece que fueron iniciadas por Richard Bandler (1999; 2008) pero elaboradas por muchos otros formadores de PNL. Tim y Chris Hallbom crearon “Dynamic Spin Release” y también Steve Andreas estaba experimentando con la conversión de la dirección en que las emociones giran por el cuerpo. En estas técnicas podemos ver 3 tipos diferentes de giros en uso:

  1. El giro pequeño. La emoción se considera como un canal circular que tiene paredes de embudo. Como un torbellino de emoción en el cuerpo (Bandler, 2006). La dirección del giro en las paredes del tubo es el foco de la técnica.
  2. El gran giro. La emoción se considera como una corriente circular que se mueve en cierta dirección de giro a través del cuerpo. Es más como la corriente del golfo en los océanos.
  3. El giro externo (Hallbom y Hallbom, 2008). La emoción se lleva fuera del cuerpo para girar en un lugar en el espacio mental. La emoción gira como una luna a cierta distancia de su planeta madre, el cuerpo.

Bandler explica (en Youtube) la calidad de giro de las emociones como un resultado de la forma en que el sistema nervioso central ondea a través de todo el tejido. Las emociones se mantienen porque las células nerviosas se alimentan progresivamente a través de sus enlaces sinápticos sobre sí mismas de forma circular. Cuando esta es la explicación correcta, es extremadamente interesante cómo la dirección de ese giro neurológico puede cambiarse a la dirección opuesta mediante sugerencias verbales.

Al igual que todos los otros tipos de “algo completamente diferente”, la redirección de las emociones espiraladas debe haber ayudado a los clientes en muchos casos con problemas graves, como para haberle permitido sobrevivir en el mercado de las intervenciones psicoterapéuticas. Sin embargo, si esto es el resultado de la naturaleza de las características en espiral del sistema nervioso central o de una sencilla interrupción del patrón para clientes sugestionables, sigue siendo una pregunta sin respuesta.

Artículo original “Central Nervous SystemSpace–Lucas Derks“, traducido por Jacques Lacroix en septiembre de 2019

¿Te gustó este artículo? Compártelo en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Mi Cuenta